Refugiados, los gran olvidados

refugiados
Ilustración de Carmen Martínez Tortosa

Ellos caminan solos

por los caminos olvidados,

allí los silencian.

La niñita corría tras su padre,

la anciana tras su muerte,

la madre tras su hijo,

pero al llegar ya no había nada,

sólo un muro de pinchos cómo espinas que se clavan.

En aquel campamento anclado en la tierra,

allí están.

Allí lloran.

Refugiados.

 

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s