¿Existe la clase media?

Después de tantos meses pensando en ello, me dispongo a escribir este artículo de opinión y mostrar cuál es mi pensamiento al respecto. Es difícil y complejo adentrarse en esta cuestión tan seria y polarizada, puesto que nuestro panorama social y económico, al igual que el tecnológico, ha cambiado tanto que ni siquiera nos hemos parado a reflexionar como se merece. La primera pregunta que me surge es la siguiente: ¿Existe realmente la clase media? Tengo que decir que hace poco salí a cenar con unos amigos y entre charlas y cervezas tuvimos una gran conversación sobre ello, donde debatimos con prudencia y humildad sobre cómo había cambiado el mundo y lo poco que nos paramos a cuestionarlo.

Y la siguiente pregunta: ¿Qué pasó con el concepto de clases sociales que propuso Marx? Evidentemente, debemos ir actualizando las teorías a nuestro presente, ir adaptándolas de tal manera que encaje con el tablero que tenemos delante. Sin embargo, para mí, la reflexión que hace Marx sobre ello sigue tan vigente como cualquier otra teoría del 2017, ya que midió la pobreza o la riqueza según los medios de producción que poseyera una persona. Sí es cierto que, quizás, deberíamos redefinirlas basándonos en nuestro enclave social actual, ya que han surgido nuevas formas de riqueza. Tampoco voy a ser yo quien lo haga, ni me corresponde ese papel ni tengo la cualificación necesaria para ello. Pero sí, desde la labor periodística, debo asignarme la potestad de cuestionarlas y ponerlo en común con todos vosotros para generar una conciencia colectiva. Pero cuidado, no sólo de esto último, sino también poner encima de la mesa elementos evidentes de cómo la política hace un uso del lenguaje indebido con el objetivo de que perdamos esa conciencia de clase, tan fundamental como la filosofía en la humanidad. 

Lo primero que deberíamos hacer es plantearnos lo siguiente: ¿Quién pertenece a esa clase social llamada clase media? ¿Somos todos? Creo que este concepto es el triunfo del capitalismo y sus aliados. Como siempre hacen, nos tratan como meros ignorantes, pero nosotros también conocemos la lengua y qué hay implícita en ella. El historiador argentino Ezequiel Adamovsky, desde mi punto de vista, da con una clave importante cuando dice que “la clase media no es una clase social, sino una identidad”. La pérdida de riqueza, especialmente después de la crisis, ha conllevado que la mayoría, en un intento de no sentirse inferior, haya querido incluirse en la llamada “clase media”, siendo más una cuestión de prejuicio social y no con lo que se corresponde con la realidad. No tantos se visualizan en la clase trabajadora, la clase baja entre clases. 

¿Es sostenible ser clase media y ser mileurista? Y eso que ser mileurista ahora es, como poco, la mejor de las suertes

Es cierto que los límites nunca me gustaron y no siempre se puede jerarquizar como si se tratara de elegir entre blanco o negro. Pero sí considero que España, como muchos otros países de Europa o del mundo, tiene en su gran mayoría a gente de clase trabajadora, más ahora, donde los sueldos son precarios y abunda el pluriempleo. ¿Realmente pensamos que esto es sostenible? ¿Es sostenible ser clase media y ser mileurista? Y eso que ser mileurista ahora es, como poco, la mejor de las suertes. ¿Qué definimos por clase media? Aunque no existía el concepto de clase media, la clase social que se posicionaba entre la baja y la alta era la burguesía que tenía los medios de producción¿Es que ahora no tenemos burguesía? Como bien dice Vicenç Navarro en su artículo, clasificar a la sociedad como clase baja, clase media y rica es lo más fácil para eliminar la lucha de clases y, por ende, esa conciencia que nos moviliza. No creo que toda la sociedad sea pobre ni rica ni mucho menos, pero la mayoría sí somos clase trabajadora que no tiene en propiedad medios de producción. Además, ahora ha habido un deterioro social causado por las políticas del recorte, como excusa, por supuesto, la crisis capitalista. ¿Cómo definiríamos entonces a todos los jóvenes que siguen dependiendo en parte de sus padres para poder tener una cierta calidad de vida? Y ya no hablo de sobrevivir, sino de aspirar a la calidad de vida de la llamada entonces clase media, producto de la socialdemocracia de entonces. Si nos fijamos, desde los 80 hasta la actualidad ha habido grandes cambios, si se le pueden llamar cambios y no infortunios, como no poder ni plantearnos un sueldo fijo de por vida.

Creo que al capital privado, y cuando digo capital privado me refiero al poder económico y financiero más potente, no le interesa que seamos conscientes de que la mayoría somos clase trabajadora, que necesitamos del Estado del bienestar para vivir, y, en consecuencia, de lo público. Como, por ejemplo, tener una educación y sanidad pública potente como elemento indispensable de nuestra sociedad, derecho a tener luz y agua como mínimo de calidad de vida y que esté por encima de los intereses de las eléctricas  o, incluso,  si vamos más allá, exigir una renta básica de por vida que nos salve de rozar situaciones inhumanas (aunque esto es otra cuestión que habría que discutir y que también tiene muchos matices). En conclusión, si no sentimos pertenecer a nada, o más bien, pertenecer a un ente homogéneo poco definible que nos hace sentir más o menos bien dentro de nuestra sociedad, no seremos capaces de tener sentimiento de clase ni de luchar por unos derechos mínimos como sociedad avanzada.

¿Qué va a ser de nosotros ante un modelo basado en la privatización si apenas tenemos más de mil euros en las cuentas del banco? ¿Podríamos tener siquiera una calidad de vida decente tal y como la concebimos hoy día?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s